Children and adult images

Al estar tan atareados, los padres de familia deben dominar el arte de ser flexible. Sin embargo, algo en lo que usted nunca deseará ser flexible es en lo referente a la seguridad de sus hijos. Lo importante es encargarse de los aspectos básicos para poder confiar en que sus niños estarán protegidos en caso de un choque.

Los siguientes son los puntos fundamentales:

  • Si sus niños son menores de 13 años, siéntelos en la parte trasera del vehículo.
  • Utilice un sistema de sujeción que sea adecuado para la edad y el tamaño de sus niños.
  • Lea el manual de instrucciones tanto del sistema de sujeción (asiento infantil) como del vehículo.
  • Escoja un vehículo que haya obtenido una de las máximas calificaciones en las pruebas de impacto.
  • Nunca deje solos a sus niños en los vehículos o sus alrededores.
Kids in child seats-Subaru Forester test

Utilice un sistema de sujeción que sea adecuado

Los niños están más seguros cuando viajan en la parte trasera del vehículo, con un sistema de sujeción que sea adecuado para su edad y tamaño, hasta que ya sean suficientemente grandes para que un cinturón de seguridad de adultos se ajuste a ellos adecuadamente. Esto significa que se debe empezar con un asiento infantil con vista hacia atrás, antes de pasar a utilizar uno orientado hacia adelante y posteriormente un asiento elevado de seguridad.

Hay muchas opciones en el mercado en cuanto a estilos, funciones y precios. Por ejemplo, ya cuando los niños son más grandes, se puede dar vuelta a algunos asientos infantiles con vista hacia atrás para orientarlos hacia adelante. También, algunos asientos infantiles con vista hacia adelante pueden transformarse en asientos elevados de seguridad al quitar los arneses internos y en vez de éstos se utiliza el cinturón de seguridad. Los estilos de los asientos elevados de seguridad también varían, pues algunos vienen sin respaldo y otros tienen un respaldo alto.

El sistema de sujeción infantil con vista hacia atrás: La mejor opción para los bebés y los niños pequeños es un asiento infantil con vista hacia atrás. Nunca coloque a un bebé en la parte delantera del vehículo cuando utilice un asiento infantil de este tipo. Los niños deben viajar en este asiento hasta cumplir al menos dos años de edad. Para protegerlos más, utilice un asiento infantil con vista hacia atrás por todo el tiempo que sea posible, hasta que por su crecimiento, los niños ya hayan superado los límites de altura o peso del sistema. Esta información se incluye en el manual del usuario que trae el asiento o en la etiqueta que se adhiere a éste.

Muchos asientos infantiles se insertan a presión en una base que se sujeta al vehículo. Cerciórese de que tanto la base como el asiento estén sujetados con firmeza, según lo que indique el manual del usuario del asiento infantil y del vehículo.

Asegúrese de fijar el arnés a través de las ranuras que están a la altura de los hombros de su bebé o un poco más abajo. El arnés debe estar ajustado y la hebilla del pecho debe estar situada a nivel de las axilas.


Un técnico debidamente autorizado sobre la seguridad de pasajeros infantiles puede revisar su instalación y responder a sus preguntas. Para buscar a un técnico o una estación de inspección que esté cerca de usted, visite www.seatcheck.org.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras es otra buena fuente de información sobre los sistemas de sujeción infantil. Para consultar más consejos prácticos, visite www.safercar.gov/therightseat.


El sistema de sujeción infantil con vista hacia adelante: Cuando se utilizan de manera adecuada, los asientos infantiles equipados con arneses orientados hacia adelante ofrecen una excelente protección. Los niños pueden viajar en estos asientos desde que tienen aproximadamente dos años. Transporte a los niños en este asiento infantil con vista hacia adelante el mayor tiempo posible, hasta que lleguen al límite de peso o altura que éste permita. El límite de algunos asientos de este tipo es hasta de 80 libras.

Pase el arnés a través de las ranuras que están a la altura de los hombros de su niño o niña, o un poco más arriba. El arnés debe estar ajustado y la hebilla del pecho debe estar situada a nivel de las axilas.

Booster seat

Los asientos elevados (“booster”): Los niños que ya están demasiado grandes para utilizar uno de los sistemas de sujeción infantil descritos anteriormente deben ir sentados en asientos elevados hasta que un cinturón de seguridad de adultos se ajuste a ellos adecuadamente. En el caso de algunos niños, esto no ocurrirá hasta que tengan unos 12 años.

Los cinturones de los vehículos se ajustan mejor en algunos asientos elevados que en otros. La banda del hombro debe ajustarse ceñidamente hacia el centro de éste, en vez de cruzarlo sobre el cuello o la cara, o zafarlo del hombro. La banda del regazo debe quedar debidamente extendida y atravesar la parte superior de los muslos, no el estómago.

Los cinturones de seguridad: Para utilizar los cinturones de seguridad, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) recomienda que los niños sean suficientemente altos para sentarse sin tener que encorvarse, que puedan mantener la espalda apoyada al respaldo del asiento y sus rodillas dobladas de forma natural en el borde del asiento del vehículo, y que puedan mantener sus pies apoyados en el piso.

Una vez que los preadolescentes y adolescentes pasan a utilizar los cinturones de adultos, recuerde cuál es su uso adecuado. No permita que los niños se pongan la banda del hombro detrás de la espalda o debajo de un brazo, pues es un punto en el que no ofrecen ninguna protección. Cerciórese de que los niños mayores, al igual que debe hacerse con los más pequeños, viajan debidamente sujetados en el asiento trasero, al menos hasta la edad de 12 años.

LATCH

El sistema de anclaje “LATCH”

Consulte el manual del usuario para determinar si su vehículo tiene un sistema de anclaje inferior y correas sujetadoras para niños (LATCH, por sus siglas en inglés). Este sistema facilita la fijación segura de los asientos infantiles. Otra opción es utilizar el cinturón de seguridad para afianzar el asiento infantil. Si se hacen de forma correcta, cualquiera de estas instalaciones es segura. Los límites de peso de los sistemas LATCH varían, por lo que habrá que leer el manual del asiento infantil y de su vehículo para obtener más detalles.

Se deben utilizar las correas superiores cuando se instale el sistema de sujeción infantil con vista hacia adelante. Enganche la correa de retención del asiento de sujeción infantil en el anclaje de la correa del vehículo. Por lo general, éste se encuentra detrás del asiento del automóvil. De suceder un choque frontal, las correas sujetadoras restringen la inclinación del asiento infantil y siempre deben utilizarse con el cinturón de seguridad o con el anclaje inferior del sistema LATCH.

Muchos vehículos no incluyen un sistema de anclaje LATCH en el asiento trasero de en medio. De ser así, utilice el cinturón y si el asiento infantil está orientado hacia adelante, también utilice la correa superior. Consulte el manual del usuario del asiento infantil y de su vehículo para determinar si está bien utilizar el anclaje inferior de los asientos de los lados para instalar un asiento infantil en el medio.

Aún con el sistema de anclaje LATCH, la instalación puede resultar difícil. Antes de comprar un asiento infantil, sométalo a prueba en el vehículo que piensa utilizar, para determinar si alcanza adecuadamente. Usted podría descubrir que algunos asientos infantiles son demasiado voluminosos para colocarlos en algunos vehículos más pequeños.

Supervise a los niños dentro y alrededor de los automóviles

Antes de retroceder para salir de la entrada de su casa o de un estacionamiento, cerciórese de que todos los niños que se encuentran cerca están a plena vista. También es buena idea bajar las ventanas para poder escucharlos. Los niños pequeños corren más riesgo de morir arrollados por automóviles en reversa, ya que es difícil divisarlos cuando están cerca del vehículo. Esto es así especialmente si usted conduce un vehículo elevado, tal como una camioneta o un todoterreno.

Una vez que el vehículo está en marcha, cerciórese de que los niños no se quiten el cinturón de seguridad o desabrochen el arnés de su asiento infantil. Establezca la regla de que el vehículo no se moverá hasta que todos tengan puestos los cinturones de seguridad y estén sentados de forma erguida.


Resulta difícil divisar a los niños que están detrás de un vehículo. Las cámaras retrovisoras permiten que sea más fácil verlos. Aún así, usted tendrá que revisar alrededor de su vehículo antes de retroceder.


Backup camera

Las ventanas eléctricas pueden ser peligrosas. Algunas veces los niños accionan de manera involuntaria las ventanas eléctricas, las cuales pueden estrujar sus manos, dedos, brazos y hasta la cabeza. Muchas veces, ocurren lesiones y hasta la muerte porque se dejó a los niños sin supervisión. Ha habido casos en los que un adulto, sin darse cuenta, puede prensar a un niño al cerrar la ventana. Nunca debe dejar solos a los niños en un vehículo, ni siquiera por un minuto.

La insolación es un riesgo grave. Un niño puede fallecer rápidamente en un vehículo cerrado, aún en un clima fresco. La NHTSA señala que la temperatura adentro de su vehículo puede aumentar casi 20° Fahrenheit durante los primeros 10 minutos. Si bien en muchos de estos casos, un padre de familia o un encargado de su cuidado olvidan a un niño en el asiento trasero, con frecuencia, los propios niños entran a un automóvil que no está enllavado. Revise la parte trasera cada vez que estacione su vehículo y mantenga las puertas con llave para que los niños no puedan entrar a jugar en el automóvil. Para obtener más información, visite safercar.gov/heatstroke.

Pick a crashworthy vehicle

Escoja un vehículo que brinde protección en un choque.

El tamaño y el peso del vehículo son aspectos importantes, al igual que las funciones para evitar choques y la calificación obtenida sobre su protección. Por lo general, los vehículos más pequeños y livianos ofrecen menos protección en caso de un choque que los más grandes y pesados.

Busque vehículos que hayan obtenido una mención del IIHS como Top Safety Pick+ (mejor opción de seguridad superior) o Top Safety Pick (mejor opción de seguridad), además de un puntaje de al menos cuatro de las cinco estrellas de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras.